En esta época del año, debido a las vacaciones y al buen tiempo, es habitual estar más tiempo fuera que dentro de casa. Ya sea disfrutando de la naturaleza, la playa o en cualquier otro lugar, seguimos conectados a la red gracias a nuestra conexión móvil, hasta que se nos acaban los megas y decidimos conectarnos a una red wifi publica.

Es habitual el uso de redes wifi publicas entre la sociedad actual, pero existen algunos peligros que se deben conocer al usarlas, como los virus, el robo de datos o intercepción de nuestras comunicaciones.

Por este motivo a continuación os exponemos algunos sencillos consejos para evitar estos peligros y poder navegar por la red más tranquilamente:

  • Comprobar a que red estamos conectados, evitando el uso de redes públicas cuando tenemos acceso a privadas.
  • Evitar hacer transferencias, pagos o de carácter económico.
  • Bloquear la conexión automática a las redes wifi.
  • Desconectarse al finalizar la navegación.
  • Tener un antivirus.

Estos tres consejos son básicos y cualquiera puede llevarlos a la práctica, evitando futuros problemas por el uso de las redes wifi  públicas.