La creación de webs dedicadas a la compra-venta de productos en internet, ha sido uno de los factores fundamentales, junto con las plataformas de comercio y las redes sociales, del aumento del comercio electrónico.

Comprar y contratar servicios en línea, es una práctica que hoy en día se está estandarizando en nuestros hábitos, cambiando nuestra forma de vender y comprar, beneficiando tanto a usuarios, debido a tener un mayor catálogo de productos y servicios entre los que elegir, como a los negocios que pueden vender fuera de su zona de venta físico, llegando así a más clientes.

Pero el comercio electrónico no solo trae beneficios, también tiene sus cosas malas, dónde los estafadores se lucran robando nuestros datos bancarios o vendiendo productos falsos.

En esta entrada, os explicamos dos de las prácticas más habituales, con el objetivo de hacer que se conozcan y puedan ser evitadas más fácilmente.

El phising o pesca de datos, es una de las estafas más utilizadas. Se suele realizar mediante el envío de emails idénticos a los de bancos, servicios de streaming y oros negocios comerciales conocidos, con el objetivo de robar información personal o financiera mediante enlaces a programas maliciosos.

Otras estafas habituales son las ofertas de productos con precios ridículos respecto del resto del mercado, ofertas que llevan a carritos de compra falsos de productos que nunca llegarán.

Aunque sepamos de la existencia de estas prácticas, no siempre es fácil detectarlas. A continuación os damos un par de consejos para evitar este tipo de fraudes:

  • Las estafas que nos solicitan realizar cambios en nuestras contraseñas o datos, nos envían un enlace falso. Si nos solicitan realizar una actualización de datos, para evitar enlaces falsos, lo mejor es hacerlo directamente accediendo nosotros mismos desde nuestro navegador a la web oficial del servicio o empresa.
  • Los correos electrónicos que nos envían este tipo de estafas, suelen enviarse desde cuentas falsas con pequeños cambios en el nombre, siempre debemos comprobar que el email emisor sea correcto.
  • Antes de realizar una compra online de una super-oferta, comprobar la reputación de la web del vendedor y los comentarios de los clientes.

A pesar de esto, si eres victima afectada del phising o de otro tipo de estafa online, puedes denunciarlo directamente o enviando un email a las comisarías de policía.