En artículos anteriores os dejamos recomendaciones sobre la memoria RAM en el momento de la elección de un ordenador. En este, hablaremos sobre otro componente importante: el Disco Duro.

Para empezar hablaremos un poco sobre este componente. Es el encargado de guardar toda la información de forma “permanentemente”.

Actualmente hay dos tipos de disco duro. Los HDD y los SDD. La diferencia entre ellos principalmente son los materiales y su fabricación y las prestaciones que dan.

Depende de nuestras necesidades elegiremos uno u otro. En caso que queramos una mayor rapidez al trabajar, la mejor opción, es un SDD. En cambio, si queremos una gran capacidad de almacenamiento la opción recomendada es un HDD.
En cuanto a precios, los HDD son más baratos en comparación a los SDD. Aunque con el paso del tiempo cada vez la diferencia es menor.

¿Que pasa si ya hemos elegido un Disco Duro y nos quedamos corto?
En caso de que nuestra elección sea insuficiente o queramos mejorar las prestaciones,  remplazar este componente tiene una dificultad menor a otros.

Aunque algunos fabricantes  están empezando a soldar este componente a la placa base para tener un menor tamaño en ordenadores pensados para tener movilidad. Cosa que hace muy difícil una sustitución del disco duro.

En caso que estés buscando un disco duro. Mira en nuestra tienda online.